636661705 info@torrentidedeu.com

¿CONSULTAR ES VERGONZOSO?

Hace unos días nos consultaron unos empresarios bastante preocupados, puesto que el relevo con su hijo no está marchando como desearían. En principio nada de nuevo, parecía un caso más en nuestra ya dilatada experiencia. Escuchamos su demanda y a la vez les pudimos esclarecer algunas dudas.

Con el fin de realizar un mejor asesoramiento, creímos conveniente entrevistarnos con su hijo, para conocer su versión y así también dar más luz al proceso. Lo que queremos comentar es que nos manifestó una gran vergüenza y el pudor que estaba sintiendo por comentar su caso con nosotros. Nos habla de que un proceso de relevo generacional entre padres e hijo debe ser un proceso sencillo. No entiende por qué han de intervenir terceros, que no les conocemos y que por tanto no sabremos resolver la situación.

El relevo generacional es un proceso natural que han de afrontar todas las empresas familiares. A veces este proceso se transforma  complejo, pues intervienen dos generaciones bastante diferentes y personas que a pesar de haber compartido toda una vida se desconocen.

Sabemos que buscar profesionales no es gratificante, pues implica que no se sabe suficiente para realizar cualquier proceso. También podemos asegurar que cuanto más grande es la empresa familiar que nos consulta menos recelo tienen de hacerlo.

Consultar significa buscar ayuda. No debemos sentirnos débiles, al contrario somos valientes al admitir que precisamos que un tercero nos ayude a discernir qué podría ser susceptible de mejora de aquello que estamos haciendo. A veces son actitudes que deben cambiarse. En otras ocasiones son comportamientos mal entendidos. La mayoría de veces no se tienen claros los objetivos ni los procedimientos empresariales. Por tanto se debe hacer un esfuerzo importante para consensuar el ABC del negocio. También existen situaciones del pasado que nos encallan.

No es vergonzoso consultar, es querer avanzar con paso firme.

Torrent i Dedeu Consultors, SL

ShareThis Copy and Paste